Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La Diputación acerca a la población la Gran Senda de Málaga a través una guía que recoge 20 rutas de baja dificultad

Noticias


La Diputación acerca a la población la Gran Senda de Málaga a través una guía que recoge 20 rutas de baja dificultad

La publicación divide las etapas en cuatro áreas: la Costa del Sol, las sierras litorales, las sierras del interior y la campiña

La Diputación de Málaga ha presentado la guía ‘Gran Senda de Málaga para todos’, una publicación que pretende acercar a la población los senderos más accesibles de Málaga gracias a la selección de 20 etapas de baja dificultad. Ha sido editada por la propia Diputación y escrita por el biólogo Carlos Guerrero Barragán. Las rutas se han dividido en cuatro áreas: la Costa del Sol, senderos por las sierras litorales, rutas por las sierras del interior y por la campiña.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, ha declarado que se ha querido editar una guía “donde las etapas estuvieran reducidas a aproximadamente algo menos de 10 kilómetros y de un nivel bajo para poderlo hacer en familia”. A su vez, ha invitado a conocer los rincones de la segunda provincia más montañosa de España.

El senderismo es una actividad deportiva que cuenta cada vez con un mayor número de adeptos tanto en Andalucía como en Málaga y una red de caminos en continuo crecimiento. Con estas 20 propuestas, el viajero encontrará una gran diversidad de viajes dependiendo de la señalización, la autoría o la propiedad de los mismos, conformándose así una visión de conjunto muy atractiva y bastante ajustada a lo que la Gran Senda ofrece.

Las 20 rutas seleccionadas suponen un total de 164 kilómetros de dificultad baja y con una longitud media de 8 kilómetros. “Hemos hecho un menú degustación en esta topoguía”, ha declarado. Los criterios establecidos han sido la sencillez y simplicidad en los caminos por lo que se han escogido los tramos que “nos puedan dar una idea general de la Gran Senda”, ha dicho.

Se han seleccionado cuatro senderos en las costas malagueñas: San Pedro de Alcántara-Torre de Guadalmansa; Las pasarelas litorales: La Cala de Mijas-Playa de La Luna; Rincón de la Victoria-Balneario del Carmen; y Torrox-El Morche.

De las sierras litorales se han seleccionado: Los pinsapares de Sierra Bermeja y la cumbre de Los Reales; Marbella-Puerto Rico Alto; Mijas-Puerto Colorado; Alhaurín de la Torre-Pico Jabalcuza; y Cueva de Nerja-Fuente del Esparto.

En cuanto a las sierras del interior, las etapas elegidas son: El Colmenar-Charco del Moro y Las Buitreras; Cañada del Real Tesoro-Alquería de Siete Pilas; Las pasarelas del Genal: puente de San Juan-La Escribana; Las angosturas del Guadiaro: Jimera de Líbar-Benaoján; El Burgo-los Diques del Río Turón y la Fuensanta; Parque de arborismo de Sierra Gorda-Llano de la Cueva; Las vegas y la sierra de Alfarnate y Salares-Casa Haro.

Y en la campiña figuran: las lagunas del sur de Campillos; Parque de Santillán-Sierra de la Camorra y Archidona-La Hoz de Marín.

Además, esta guía en la que se incluye un mapa general de los trayectos y un cuadro resumen de las características técnicas básicas de cada una de las etapas, ofrece una serie de consejos para el caminante. Cómo hay que desenvolverse en el medio natural o cómo medir la dificultad de los senderos, son sólo algunos de ellos. Insiste también en la necesidad de minimizar el impacto sobre el medio, en especial el ruido y en crear concienciación con un manual de buenas prácticas medioambientales. Por su parte, Bravo ha hecho hincapié en la recogida de residuos como parte del cuidado del entorno. “Lo que sale con nosotros, vuelve con nosotros también”, ha manifestado.

La Gran Senda de Málaga une el litoral y el interior mediante un trazado circular agrupado en un Gran Recorrido, el GR-249. Nace para favorecer la generación de empleo local y dinamizar dos sectores fundamentales para la provincia de Málaga: el turismo y el deporte.

Credenciales

Marina Bravo ha recordado que los viajeros pueden darse de alta con la Credencial de Gran Senderista, que consiste en un ‘pasaporte’ con el que se pretende premiar a las personas que recorran etapas de la Gran Senda.

Este documento se puede obtener, por un lado, de forma presencial en la Delegación de Medio Ambiente y Promoción del Territorio de la Diputación de Málaga (calle Pacífico, 54), donde le asignarán un código, imprescindible para usar la credencial o bien en cualquiera de los establecimientos autorizados que hay a lo largo de las etapas de la Gran Senda. En este caso, una vez obtenido el ‘pasaporte’, hay que registrarse en la web www.gransendademalaga.es donde se facilita un código, que deberá anotarse en la parte trasera de la credencial.

Quienes realicen al menos tres etapas, con seis sellos estampados en su credencial (uno de salida y uno de llegada por cada etapa), recibirán un certificado acreditativo de gran senderista y un pack de regalo relacionado con el senderismo, que incluye la guía “Gran Senda de Málaga para todos”.

Establecimientos

La Gran Senda de Málaga cuenta en todas sus etapas con establecimientos adheridos a esta iniciativa que presentan una placa distintiva con el nombre de ‘Establecimiento Gran Senda de Málaga’.

Estos locales, que ascienden ya a casi 500 entre alojamientos, bares, restaurantes y empresas de servicios que se encuentren ubicados o que desarrollen su actividad en el recorrido de la Gran Senda, están autorizados para sellar la credencial de los senderistas.

Para conocer los establecimientos colaboradores se puede hacer desde la web de la Gran Senda (www.gransendademalaga.es).