Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Recursos Naturales

Recursos Naturales

Dunas de Artola y Torre de los Ladrones 019

 

INTRODUCCIÓN

Si por algo es conocida la provincia de Málaga es por sus costas. El litoral malagueño acoge una industria turística de primer nivel y conocida a nivel mundial. Sin embargo, ese turismo de las tres eses (sun, sea & sand) no es incompatible con otras propuestas turísticas alternativas y relacionadas con el turismo de naturaleza que lo complementan y enriquecen la oferta global de la provincia.

En los 175 kilómetros de litoral existentes en Málaga abundan las playas pero también otros ambientes. Acantilados, como los de Maro y Cerro Gordo en Nerja; roquedos, como los de Punta de Calaburras en Mijas; peñones y salientes, como los del Cuervo y La Araña en Málaga o la Sal en Casares; zonas dunares, como las de Artola en Marbella y Matas Verdes en Estepona son algunos ejemplos.

Incluso dentro de las playas se pueden reconocer las de arenas, las de lechos con diferente granulometría, las que son estáticas y las que acogen más influencia mareal. Su localización geográfica refleja también ambientes diferentes por una mayor influencia atlántica o mediterránea.

Todo ello implica que un recorrido por todo el litoral de la provincia ofrecería una gran diversidad de ambientes en los que destacan desde luego una serie de infraestructuras urbanísticas que ocupan buena parte del mismo. Pero también la presencia, sorprendente para quien no lo conozca, de zonas naturales aún en buen estado de conservación, algunas alejadas de los núcleos urbanos y otras incluso incluidas en ellos, en la interfase urbana.

En el litoral encuentran su desenlace final los ríos y arroyos que bajan de las abruptas sierras malagueñas. Estos cursos de agua crean nuevos ambientes que se anexan al litoral. En las desembocaduras, la mezcla de aguas dulce y salobre y los remansos de corriente crean zonas húmedas propicias para la vida silvestre. En algunos casos los propios tramos bajos de estos ríos son hábitats de interés y de hecho la mayoría están incluidos en la Red Natura y reconocidos como Zonas de Especial Conservación por la Unión Europea.

En ocasiones, anexos a las desembocaduras y a no mucha distancia del litoral aparecen humedales naturales o artificiales (lagunas, charcas, graveras) en los que muchas especies encuentran refugio. Los tramos medios de estos cursos suelen embalsar agua para el abastecimiento de la población. Los embalses y los azudes de trasvase entre cursos fluviales o los pequeños pantanos para riego agrícola (recuerdo de usos pasados en la provincia) son también hábitats naturales en los que se esconde una gran biodiversidad que suele pasar inadvertida.

Muchos de estos pequeños pantanos, como por ejemplo el de Cancelada en Estepona, La Leche en Benahavís, o El Ángel en Marbella, representan oasis para las aves y la vida silvestre en general y están incluidos en el bullicio de los muy turísticos cascos urbanos de los pueblos de Málaga.

 

ABUNDANTE BIODIVERSIDAD DE FLORA Y FAUNA

La Costa del Sol se encuentra entre tres bioregiones marinas: la Lusitana, la Mauritana y la Mediterránea, por lo que presenta una abundante biodiversidad. Especialmente numerosas son las especies de algas pardas, rojas y calcáreas. También es notoria la presencia de praderas de posidonia oceánica, especie endémica del Mediterráneo, que puede encontrarse sobre todo en las aguas de los acantilados de Maro-Cerro Gordo.

El mar de Alborán al ser una zona de transición entre los dos mares, el Atlántico y el Mediterráneo, es una mezcla de ambos ecosistemas. Es el hábitat de la mayor población de delfines nariz de botella del Mediterráneo occidental, el hogar de la última población de marsopas comunes del Mediterráneo, y el más importante campo de alimentos de tortugas marinas de Europa. También aloja importantes pesquerías de sardina y pez espadaSu fauna marina también está representada por esponjas y corales. Más información sobre esta materia puede obtenerse en esta misma sección o en las fichas que adjuntamos en este apartado.

Así mismo, existen numerosas especies de aves a lo largo de toda la Costa del Sol. Águila calzada, cernícalo vulgar, halcón peregrino, gaviotas (patiamarilla, sombría y reidora), charrán patinegro, correlimos tridáctilo, vuelvepiedras... son sólo algunas de las numerosas especies que podemos encontrar (los citados tan sólo en Málaga capital). Más información sobre esta materia puede obtenerse en nuestra web especializada Birding Málaga o en las fichas que adjuntamos en este apartado.

La fauna invertebrada de la provincia de Málaga es bastante poco conocida. Es el caso de las mariposas, en concreto de las diurnas. España, es el tercer país europeo con mayor diversidad de mariposas, debido a su situación geográfica e historia geológica. Málaga cuenta con 110 especies, lo que supone el 75% de las mariposas andaluzas y el 48% de las españolas. Muchas de estas mariposas tienen presencia en nuestra Costa del Sol. Más información sobre esta materia puede obtenerse en nuestra web especializada sobre nuestro territorio o en las fichas que adjuntamos en este apartado.

Por último recordadr que también son abundantes las amenazas, como la sobreexplotación de los caladeros, vertidos incontrolados y el turismo de masas. De todos nosotros depende su subsistencia.