Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Mariposas diurnas

Mariposas diurnas

071 Monarca

 

Málaga cuenta con unos 175 kilómetros de litoral, los cuales en las últimas décadas han sido urbanizados en gran medida, llegando algunas infraestructuras hasta el pie de las playas y, en menor medida, ganándole terreno al mar. Actualmente, la provincia cuenta en su mayor parte con playas de arena pero también otras con diferente granulometría. A continuación de estos se encuentran las zonas urbanizadas, que cuentan con paseos marítimos flanqueados por extensas zonas verdes y urbanizaciones con amplias zonas ajardinadas. En menor medida, la costa malagueña conserva acantilados, roquedos, peñones y salientes, complejos dunares y desembocaduras de ríos y arroyos. Estos lugares algo más naturalizados conservan una vegetación relicta, a menudo adaptada a la salinidad del litoral, y albergan una escasa pero importante fauna.

Para comprender la presencia de la biota en la costa malagueña, hay que analizar su situación geográfica. Al sur del continente europeo y muy cercano al africano, con el que tiene una estrecha relación geológica y biológica, el litoral de Málaga es sumamente rico a pesar de la gran transformación sufrida. Son las aves el grupo faunístico mejor representado, pero también cuenta con multitud de insectos, destacando entre todos ellos las mariposas diurnas.

La provincia de Málaga cuenta con 110 especies de mariposas diurnas, de las cuales 28 pueden verse en la Senda Litoral de Málaga (SLM en adelante), más otra de presencia probable. Puede parecer un porcentaje bajo, prácticamente 1 de cada 4 del total provincial. Nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta la alta transformación del medio natural, este número puede considerarse alto, no descartando más especies hasta el momento no detectadas.

Los motivos de este alto número de especies son varios. Por un lado, la cercanía del continente africano, hace que la costa malagueña sea paso obligado de especies migradoras. Los escasos reductos de flora autóctona, a menudo en torno a desembocaduras de ríos y arroyos, acantilados y dunas costeras, a pesar de estar altamente trasformados albergan a la mayoría de las especies conocidas. Por otra parte, las plantas usadas en poblaciones, paseos marítimos y urbanizaciones a pie de playa son ricas en néctar, por lo que a menudo son visitadas tanto por las especies migradoras como por individuos errantes procedentes de entornos naturales cercanos. En este caso, los ríos y arroyos que desembocan en el mar funcionan como corredores ecológicos para estas mariposas y otros seres vivos. Por ello es de vital importancia evitar el soterramiento de ríos y arroyos en sus tramos bajos, al paso por entornos urbanos.

De entre todas las mariposas conocidas de la SLM, destacan las siguientes:

Veloz fenestrada: considerada “En Peligro” de extinción en el Libro Rojo de los Invertebrados de Andalucía. A pesar de que sus localidades de cría conocidas más cercanas se encuentran en torno al campo de Gibraltar (Cádiz), este hespérido esta expandiéndose por Andalucía, con varias observaciones de individuos errantes desde 2013 en varios lugares de Málaga, todos ellos relativamente cerca de la costa. Por ello es cuestión de tiempo que sea encontrada en algunas de las etapas de la SLM, más probable en el sector occidental.

Colotis del desierto: especie africana que coloniza Europa en años benignos, encuentra la planta nutricia de las orugas en los cortados rocosos de La Axarquía, donde para a poner huevos y completa su ciclo. Sin embargo, no crean colonias estables.

Monarca: mariposa que cuenta con varias colonias de cría en entornos cercanos a la SLM, concretamente en Marbella. Es relativamente fácil de ver en los itinerarios que discurren por ésta población, Estepona y, en menos medida, en Mijas Costa. También en Benalmádena Costa existe otra colonia en un concurrido parque, dejándose ver individuos errantes a lo largo de la costa hasta Torremolinos.

Mariposa de los cardos: especie residente, a finales de invierno o principios de primavera, sus poblaciones se ven reforzadas por la llegada de migradores africanos. En años buenos para la especie, como fue en marzo y abril de 2009, pudieron verse cruzando el mar de Alboran y entrando en tierra por diversos lugares de la SLM, como punta de Calaburras y la desembocadura del Guadalhorce.

 

El siguiente cuadro muestra las mariposas que pueden verse en la Senda Litoral. Pinche sobre su nombre para obtener más detalles.